Manifiesto de skaters contra el racismo

Manifiesto skaters contra el racismo:

El ayuntamiento de Barcelona se está quedando a gusto.  Mientras luce orgulloso la pancarta “Welcome Refugees”,  su aparato represivo se pone en funcionamiento deteniendo y apalizando a las personas migrantes que se buscan la vida,  ensañándose con quiénes se resistan; como en el caso de los manteros.

Les echa de sus puntos de venta a la fuerza y ahora hay una forma más guay de joderles, poniendo un skatepark en el medio del paseo Joan de Borbó (Barceloneta)  con constante vigilancia: utilizar el skateboarding para la imagen moderna de Barcelona,  cuando nos multan por patinar en la calle no tiene más sentido que utilizarnos como arma racista contra los manteros.  Todo eso al mismo tiempo que se controlan y persigue a los skaters sin papeles que patina y venden su material en las plazas para sobrevivir,  mientras los maderos se quedan con el dinero de los manteros y de toda persona que viva en o de la calle.

FB_IMG_1470406310648

Este skatepark en concreto no cubre las necesidades de la gente que patina en ese barrio,  está mal hecho y el suelo rasca.  Tenemos desde hace muchos años un plano inclinado mítico del lugar en el que nos multan y nos quitan el patin si la policía se acerca,  gracias a la preciada ley del civismo.  Claramente nos encontramos con la gentrificación de la Barceloneta que, para dar “cara bonita de revista”  al turismo ricachón, pisotea a los manteros que intentan vivir dignamente vendiendo en la calle.

El ayuntamiento se conmueve con las muertes del Mediterráneo.  Construye monumentos en memoria y difunde propaganda para qur la absurda realidad de las fronteras se quede allí donde está: entre una estatua y el papel satibado, lejos de las alambradas,  de la cruda supervivencia y de la brutalidad en la frontera.  Pero nosotr@s no necesitamos su belleza construida a base de escaparates,  piedad y concesiones.

Tomamos la calle sin pedir permiso.  Tomamos la calle con nuestros patines,  nuestras mantas de venta ambulante,  nuestras estrategias de supervivencia,  nuestras palabras,  nuestra rabia y nuestra autodefensa.

Contra el acoso policial y la hipocresía del ayuntamiento,  contra todas las fronteras y la propaganda racista de los medios de comunicación.

La calle es nuestra!

Anuncios