Comunicado de La Recolectiva en apoyo al Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes

Comunicado de La Recolectiva en apoyo al Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes

Desde La Recolectiva queremos expresar nuestra total solidaridad y apoyo incondicional al Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes y todas las personas trabajadoras de la calle que se encuentran bajo una intolerable campaña política racista, clasista, colonial y patriarcal.
Como grupo solidario con Palestina no podemos callarnos ante la hipocresía y la doble moral de la “Ciutat Refugi” que responde sólo a la necesidad blanca, y siempre colonial, de abrir las puertas sólo cuando es conveniente ante determinados temas sensibles, como la actual cuestión de lxs refugiadxs.
Nosotras no podemos olvidar a las más de 7 millones de refugiadas palestinas dispersar por el mundo hace ya más de 65 años, algunas de las cuales han sido desplazadas más de una vez, teniendo que recomenzar sus vidas en varias ocasiones y siempre bajo una paupérrima libertad de movimiento. Jamás desde la Nakba Palestina una ciudad o Estado ha sido oficialmente “Ciutat Refugi” para ellxs, al contrario muchas son, desde 1948 en adelante, sólo números en un papel de la UNRWA.

Es muy lindo decir ante las cámaras que Barcelona es “Ciutat Refugi” pero más que declaraciones se necesitan posicionamientos claros: a favor o no de la libertad de movimiento, a favor de los manteros o de las grandes marcas, a favor del opresor o del oprimido.
En nuestra ciudad no toleraremos ni una sóla política racista, xenófoba, colonial o de apartheid, como las que hemos visto en los territorios palestinos ocupados, ni cualquier tipo de violencia que se ejerza desde las Instituciones contra colectivos vulnerables como el representado por el Sindicato.
Ya está bien de decir que si hay 300 negrxs vendiendo para sobrevivir sea un problema y callarse cuando miles de turistas invaden la ciudad haciéndola insostenible e invivible se mire por donde se mire.
La Marca Barcelona y los partidos que la han construido son quienes hace años ya han destrozado La Rambla y no la venta ambulante.


Contra el racismo, por la justicia y la libertad de movimiento.

Anuncios