Carta abierta de Tras la manta

Tras La Manta es una plataforma vecinal que nació en agosto de 2015 a raíz de la muerte de un vendedor ambulante en Salou, en el transcurso de una operación policial. Algunos integrantes de esta plataforma ya eran conocedores anteriormente de las actuaciones violentas en Barcelona por parte de la policía contra algunos vendedores ambulantes, en las que estos habían padecido graves lesiones físicas como: fracturas óseas, hematomas y heridas diversas.

Nuestro objetivo inicial fue mediar para que estos sucesos no siguieran ocurriendo pero,  al averiguar  a fondo la problemática y sobre todo conocer en primera persona a los compañeros, su sentimiento de impotencia y su anhelo por llevar una vida digna, nuestro planteamiento como colectivo cambió. Así, decidimos no limitarnos ya solamente a la mediación, sino entrar en un proceso más amplio de acompañamiento y apoyo a su lucha diaria.  

Una vida digna, como decíamos, que a los vendedores ambulantes no les es permitida, en gran parte debido a la legislación y a las políticas represivas en materia de inmigración tanto a nivel estatal, como autonómico y municipal. Políticas que se escudan en una ilegítima Ley de Extranjería, enfocada básicamente a la expulsión de aquellas personas consideradas “ilegales”.  Los inmigrantes y, entre ellos, los vendedores ambulantes han sufrido doble castigo: perdieron su trabajo como consecuencia de la “crisis” y, con ello, también perdieron la posibilidad de mantener los “papeles” necesarios para disponer de residencia. Sumemos a esto que muchos de ellos, al ser detenidos, además del tiempo perdido y la humillación de estar presos sin haber cometido ningún delito, han quedado sin la posibilidad de renovar su permiso de residencia.

Además consideramos

1º. Que uno de los sectores que más se ha enriquecido en los últimos años, como es el sector de la construcción, lo hizo utilizando mano de obra barata y, en muchos casos, inmigrantes.

2º. Que una  parte de esta mano de obra, al dejar de ser útil como herramienta de trabajo, fue desechada.

3º. Que dicha inmigración surge, en gran parte, debido al empobrecimiento de las poblaciones en sus lugares de origen, provocado mayoritariamente por la superexplotación de sus recursos naturales por  compañías transnacionales apoyadas por los gobiernos locales en complicidad con los  de otros estados, entre ellos el español. Valga como ejemplo los intereses económicos españoles en las negociaciones comerciales Europa-África, como los acuerdos pesqueros en Senegal.

4º. Que hemos constatado que estos vecinos llevan viviendo en Catalunya varios años, y que desarrollan un trabajo como vendedores ambulantes por ser el único medio que les permite sobrevivir. Actualmente son criminalizados  porque, según dicen algunos sectores, algunas personas y algunos medios de comunicación,  éste es “un trabajo ilegal”  dado que ellos  no pagan ninguna licencia, tasa ni impuesto. Estas voces críticas no consideran, en cambio, el hecho de que no tienen acceso a prestaciones ni ayudas públicas,  ni tampoco pueden acudir a solicitar  apoyo y respaldo a su red familiar o social.  Hay que tener en cuenta que la mayoría de los vendedores ambulantes se encuentran en situación administrativa irregular, lo que les excluye en la práctica de los derechos de ciudadanía. Por lo tanto, el hecho de no pagar licencias o tasas, u otras “ilegalidades” de su actividad, no se dan por voluntad de los vendedores, sino por esta exclusión de la ciudadanía que sufren. Para ellos, la venta ambulante es el único medio para ganarse la vida. Esta desigualdad de condiciones respecto a los grupos y/o asociaciones de comerciantes de la ciudad no puede pasar por alto a la hora de abordar el debate sobre la supuesta “competencia desleal” que a menudo estos mismos grupos argumentan para desacreditar la venta ambulante.

En consecuencia pedimos a todos los grupos municipales, Gobierno de la ciudad,  colectivos y/o asociaciones comerciales : 

Uno.- El cese de toda clase de violencia (verbal y física) que ejercen las “fuerzas del orden público” contra los vendedores ambulantes.

Dos.- Que se ofrezca y se acuerde entre vendedores, comerciantes y gobierno municipal, horarios y espacios habilitados para la venta ambulante. Los espacios deberían estar situados en zonas tanto de tránsito vecinal como turístico,  intentando con ello en lo posible una venta regular.

Tres.- La restricción al acceso como vendedor a este espacio, vendría determinada por la asignación a los vendedores de un carnet que les habilitará para la venta ambulante el cual sería librado por la Administración local (quedando a determinar los requisitos).

Cuatro.- Se les reconozca la residencia en la ciudad, Barcelona, (quedando a determinar los requisitos). Se debe acabar la persecución de personas consideradas “ilegales” sin haber cometido delito alguno.

Cinco.- Ampliación de perspectivas laborales, más allá de la venta ambulante. Facilitar el acceso a un trabajo mediante contrato laboral, en actividades afines a sus habilidades, formación  y/o intereses. Facilitar el acceso a cursos de formación laboral, cursos de aprendizaje de idioma (castellano, catalán), sesiones de información y asesoramiento en relación al concepto de trabajo autónomo, dependiente, cooperativo, etc.

Seis.- Retirada de multas y procedimientos judiciales abiertos contra los vendedores ambulantes. Retirada como parte denunciante,  del Ajuntament de Barcelona.

 

Barcelona, 10 de Diciembre de 2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s